Elizabeth Gómez Alcorta, un portazo con mucho ruido y …

Opinión 10 de octubre de 2022 Por Carlos Torino*
Portazo indeclinable fue el que dio Elizabeth Gómez Alcorta. Ahora ex ministra de las Mujeres, Diversidad y Genero tendrá más tiempo para volver a su fuente principal: el derecho. Tal vez regrese a Jujuy para retomar en donde dejó la defensa de Milagro Sala: en prisión.
elizabeth_gomez_alcorta_1.jpg_1595070056
Foto Press

Pero nada de eso sucederá, sino que la dimisión de la funcionaria expresa una crisis más del gobierno que integró y formó parte desde su asunción. No era de las funcionarias que funcionaban, supo construir referencia puertas adentro del Frente con el metier de la agenda feminista. Como signo de su gestión, elevó un documento de renuncia y habló por radio, pero cabe una pregunta ¿Siendo miembro del gabinete y cercana al presidente, no pudo siquiera advertir que cómo planteó la intervención en Villa Mascardi el ministerio de Seguridad, todo iba a una represión? ¿no pudo, ni supo o no quiso ser parte de la mesa que decidió una nueva rotura, una vez más, del contrato electoral del Frente de Todos, que ahora reprime? “desde hace más de 48 horas detuvieron a 7 mujeres indígenas” le dijo a Víctor Hugo Morales, el jueves a la mañana. SI bien destacó que el ministerio hizo una presentación judicial en la causa, donde corren riesgos niños y niñas, no menos cierto es que Gómez Alcorta se caracterizó por una pompa en cada actividad que realizaba en su despacho y era muy asidua a armar esas reuniones políticas, denominada bajo el nombre de capacitación. 

Según rezaba una información de la agencia Noticias Argentinas, la exministra “seguía el desarrollo de la causa ante la posibilidad de intervenir activamente para garantizar el ejercicio de los derechos humanos de las mujeres detenidas” o sea, en modo arroba, la exministra estaba a miles de kilómetros defendiendo derechos que a esa hora eran aplastados literalmente. O sea, seguía firme en su sillón ministerial. Ella seguía con los partes de prensa. “El ministerio de las Mujeres se encuentra coordinando el trabajo con el equipo del programa de acceso a la Justicia “pregunta obligada ¿Por qué no se lo hizo antes? La coordinación llegó ya al hospital, cuando el conflicto era inevitable.

Una clara exponente del comentario político desde la función pública, Gómez Alcorta vio menguado su poder influencia, si alguna vez lo tuvo, con la llegada del tucumano Juan Manzur a la jefatura de Gabinete, luego de la derrota electoral. Un dato: su segunda, la cordobesa Cecilia Merchán renunció apenas Manzur llegó a la Casa Rosada. Claro, no podía digerir en el mismo equipo a un funcionario que como gobernador impidió la interrupción legal de un embarazo, producto de una violación.

El exgobernador norteño fue un traspié que ni siquiera le haya hecho ruido en su micro mundo, donde se multiplicaron reuniones, capacitaciones y Twitter en pos de la igualdad de las mujeres e identidad sexuales. Se retira del ministerio, creado en esta gestión, con ruidos y pocas nueces. El portazo justo en el viernes feriado y después de otro gaff del FDT: represión en los alrededores de una cancha de fútbol. Aunque sea otra jurisdicción, son de la misma pertenencia política y son hechos que generan polémicas que derivan siempre en imágenes negativas para los gobiernos y gobernantes.

Elizabeth Gómez Alcorta nació en el conurbano bonaerense, en Boulogne – San Isidro, sus íntimos la califican cómo humana y contenedora, Elizabeth es docente e investigadora y, además de abogada, tiene maestrías en ciencias políticas y sociología. No viene de inicio del palo del género, sino que está vinculada más a los derechos humanos, sus allegadas saben de la objeción que surgen de los feminismos, pero, rápidas incluyen a Elizabeth como “un feminismo de la interseccionalidad” aunque reconocen que, si tuviera que elegir un tema a abordar, militar y defender sería el indígena. “me gustaría trabajar de acá a 25 años” dijo sobre si tuviera que elegir solo un tema de trabajo. Es miembra fundadora de la Asociación Argentina de Abogados de Derecho Indígena (AADI). 

El gobierno del FdT se volvió a limar solo, la ex ministra renunció bajo el enunciado de la coherencia, mientras el principal responsable de lo sucedido el ministro Aníbal Fernández, sigue en su sillón bien a lo macho, asociado a la justicia patriarcal-extranjerizante y al gobierno anti derecho de la Provincia de Río Negro.

*Lic. en Comunicación Social

 

 

 

 

 

Te puede interesar